Patagonia

Chubut: En junio se produjo la peor caída en ventas de los súper en todo un año

A la crisis y la recesión nacional se le suman los propios problemas económicos de Chubut. Durante junio pasado las ventas en los supermercados localizados en la provincia tuvieron su peor retroceso de los últimos doce meses.

Aunque todavía no había estallado en la dimensión actual la crisis por el atraso en el pago de los salarios de los estatales, Chubut ya venía hundida en un proceso recesivo de fuerte impacto en la economía provincial.

El retroceso en las facturaciones de los supermercados producida en junio seguramente será aún peor en las próximas mediciones del INDEC como consecuencia de la ruptura de la cadena de pagos y la mayor pérdida de poder adquisitivo de amplios sectores de trabajadores y el comercio local.

Los datos INDEC revelaron que en junio pasado la caída en las ventas de los supermercados localizados en Chubut fueron un 17,4% menores a las registradas en el mismo mes que el año pasado. El menor poder de compra y los efectos de la inflación produjeron el peor registro en las facturaciones de los últimos doce meses.

El rubro de los productos de almacén es el de mayor volumen de ventas y la contracción allí fue del 10,5%; mientras que el segundo en importancia es el de los artículos de limpieza y en ese sector las facturaciones quedaron un 2,3% por debajo de las efectuadas el año pasado a pesar de los efectos de la inflación. En tanto que tras un largo período de profundos retrocesos en las ventas, en el sector de los lácteos la caída en junio fue del 6,5%.

Los números más devastadores se registraron en el sector de las bebidas ya que el retroceso de las ventas en el mes de junio fue del 29,2%; en el de las carnes impacto con una caída del 26,1% y en el de los productos electrónicos y artículos para el hogar la merma fue del 60,4%.

En los primeros seis meses del año los resultados de las caídas de las ventas en los súper del Chubut fueron: 14,4% en todos los rubros; 4,2% en almacén; 15,5% en bebidas; 19,6% en carnes; 8,8% en lácteos; 43,3% en electrónicos y un equilibrio del 0% en limpieza.