Géneros

Evangélicos anti derechos en Tierra del Fuego quieren vetar la bandera del Orgullo Gay

Un grupo de ciudadanos de la ciudad de Tolhuin, en Tierra del Fuego, juntó firmas para que el intendente de esa localidad vete una ordenanza que habilita el izamiento de la bandera del Orgullo Gay en dependencias municipales varias veces al año.

La iniciativa fue promovida por un pastor evangélico. En la plaza central de Tolhuin casi un centenar de ciudadanos juntaron firmas en contra de la ordenanza aprobada en el Concejo Deliberante, donde disponen el izamiento de la bandera del "orgullo gay" durante 5 días al año en dependencias municipales. Piden que el intendente Claudio Queno vete esa normativa.

El pastor anti derechos

El pastor Simón Zapana dijo en una entrevista radial que "fuimos varios los ciudadanos que estuvimos en la plaza principal juntando firmas para que el intendente vete la ordenanza que dispone el izamiento de la bandera de orgullo gay en dependencias municipales, como dice el proyecto de la concejal Ana Paula Cejas". Agregó que "no estamos de acuerdo con esa ordenanza. No estamos en contra de la concejal ni de nadie, pero este proyecto habla de respeto cuando nos está imponiendo algo. Por eso levantamos firmas y no estamos involucrando a ninguna institución", aclaró.

La ordenanza

Tolhuin es una ciudad ubicada entre Ushuaia y Río Grande, en la provincia de Tierra del Fuego. Tiene alrededor de 10 mil habitantes. Los concejales aprobaron el pasado 27 de setiembre por ordenanza, durante la 4° Sesión Ordinaria, establecer cinco días al año para izar la bandera del "orgullo gay", paralela al mástil de la bandera de Argentina.

La norma establece que las instituciones municipales deberán izar la bandera del LGBTIQ+ en las fechas 31 de Marzo, 15 de Junio, 28 de Junio, 9 de Mayo y 17 de Mayo, "la cual simboliza la diversidad en la comunidad LGBTIQ+, cuyo objeto se centra en la responsabilidad, por parte del Estado, de proteger los derechos consagrados como también la promoción de los mismos con la finalidad de construir una sociedad más justa e igualitaria". También contempla la capacitación de funcionarios y agentes Municipales.

La medida suscitó fuertes cuestionamientos en redes sociales. Llamativamente, un sector argumenta que la bandera pertenece a un sector de "minoría" y que "no representa a una sociedad o ciudad", según informó Tiempo Sur. Ahora queda en manos del intendente vetar o no la ordenanza que fue aprobada recientemente por el Concejo Deliberante.