Minería

El rechazo a la megaminería se unió con la lucha de los estatales: "hay voracidad por generar esta crisis"

Bajo el lema "Chubut en lucha dice no a la mina" se llevó a cabo ayer lunes 4 de octubre en Esquel una nueva movilización de la Asamblea de Vecinos Autoconvocados por el No a la Mina. Esta edición de la ya legendaria marcha se caracterizó por respaldar la lucha de los trabajadores estatales y unificar los reclamos. "Las causas se correlacionan y entretejen. Hay una voracidad por generar esta crisis", expresó el documento de la Asamblea, vinculando la lucha de los docentes y demás estatales de Chubut con la suya propia. "Existe una crisis de diseño que genera la unidad de todos los chubutenses", resaltaron.

En esta ocasión, además de las leyendas y demandadas ligadas directamente con las causas ambientalistas y contra la megaminería, se exhibieron los símbolos de los empleados estatales encabezados por el lema "Chubut en Lucha".

Duros con Pan American Silver

Viviana Moreno -miembro de la Asamblea- destacó la preocupación "por el espacio que se le ha dado a nivel nacional y a nivel provincial a la empresa Pan American Silver. Es la empresa que quiere explotar la mina de plata, cobre y plomo en la meseta chubutense".

"Pan American se presenta como un gran benefactor, haciendo de sponsor de un montón de deportes, como la selección nacional de basquetbol, y sigue introduciéndose dentro de las comunidades. Está establecida en Gastre desde hace muchísimo tiempo, de una manera muy silenciosa, a diferencia de lo que hicieron en Esquel. Hoy está comprando el equipamiento para la reinauguración de la radio de Gan Gan, una manera de alentar la difusión de lo que ellos quieren mostrar", remarcó.

Moreno dijo que "lo mismo sucede con un espacio que han encontrado en Cushamen para interiorizar a los pobladores del lugar sobre la megaminería. La gente siempre ha tenido resistencia a la megaminería, pero desde el Gobierno nacional le abren las puertas a una empresa que en Chubut no tiene ninguna actividad porque la ley 5001 no permite cualquier proyecto de explotación a cielo abierto".

"Lo más grave es que la llave de la habilitación está en la Legislatura de Chubut y todos conocemos por versiones oficiales y extraoficiales que Pan American está visitando a los diputados, fundamentalmente a los 22 que terminan su mandato en diciembre de este año", recordó Moreno.

"Este gobierno no habla de estar a favor de la megaminería: sentimos que este caos contribuye a hacer creer que la megaminería es la solución. Y todos los que estamos en la lucha cada vez más nos aunamos porque la única herramienta que tenemos es la calle. Desde el 2002 que estamos defendiendo los recursos naturales y este 4 de octubre en este contexto tan difícil para la provincia salimos a la calle", finalizó.

Crisis provincial y saqueo

Roberto Lhouseck, otro miembro de la Asamblea del No a la Mina de Esquel, puso el foco en "la tremenda crisis que se vive en la provincia, y a la situación de saqueo continuado que ya existe en la provincia desde hace muchas décadas. Nuestra provincia tiene una matriz extractiva histórica con la pesca y con el petróleo, y cuando hablan de las regalías y los recursos que dejaría la megaminería, está a la vista los resultados de estas otras actividades extractivas".

"Se ha hablado de los escandalosos acuerdos de Néstor Perl con las pesqueras hace ya más de 30 años. Hace ya más de 10 años se ha denunciado a Das Neves por los acuerdos con Pan American Energy, y sin embargo todas las administraciones posteriores no han hecho nada. Entonces como muestra basta un botón, si los bienes que tenemos en explotación están totalmente saqueados por las grandes empresas que no dejan nada, y que encima tienen cooptada a la clase política, la calle es lo único que frena a estas empresas que tiene a la clase política y a los dirigentes como títeres, manejándolos a su antojo", agregó Lhouseck.

Marta Sahores sostuvo por su parte que "no existe pueblo minero que sea próspero y acá en la Argentina tenemos provincias mineras como San Juan, Santa Cruz, Catamarca, y no llegan a un porcentaje mínimo del porcentaje de la provincia".

Un reclamo urgente

Como publicara El Extremo Sur a comienzos de octubre, la Unión de Asambleas Chubutenses realizó un encuentro contra la minería en la localidad de Yala Laubat. Las organizaciones ambientales denunciaron "la connivencia de Provincia y Nación para propiciar la actividad en suelo chubutense" y remarcaron que "la licencia social es otorgada únicamente por cada uno de los ciudadanos de Chubut".

En el encuentro de Yala Laubat estuvieron representadas las asambleas de Rawson, Trelew, Puerto Madryn, Lago, Puego Puelo y Esquel y las comunidades mapuche-tehuelche anfitriona, Laguna Fría, Chacay Oeste, Costa del Lepá, Newentuain Incin, Feltren Kimun, El Escorial, Lof Lefimi, Mallín de Los Cual, vecinos y vecinas de El Salitral, Lagunita Salada y Gan Gan.

En paralelo, el intendente de Paso de Indios, Mario Pichiñán, junto con sus pares de Telsen, Gan Gan, Las Plumas, Paso el Sapo, Lagunita Salada y Gastre -entre otros- propician el desarrollo de la actividad donde se localizan yacimientos como el Navidad, considerado el reservorio de plata más grande del mundo, propiedad de la minera canadiense Pan American Silver Argentina.

"El sur de Chubut tiene el petróleo, el oeste las regalías hidroeléctricas y el turismo, la costa empresas y el canon pesquero pero no nos dejan desarrollar una actividad lícita como es la minería para que nosotros también nos podamos desarrollar", insistió Pichiñán.

El documento de Yala Laubat

Denunciamos: la manipulación por parte de intendentes (y futuros intendentes), jefes comunales, en complicidad con el gobierno nacional y provincial, apoyados por intereses meramente personales, económicos y compromisos ya asumidos con las empresas mineras para la "Zonificación", sin el acuerdo ni consulta previa a lxs pobladores de la meseta. Como así también, a directivos escolares de Chacay Oeste y Telsen; al Instituto Provincial del Agua (IPA), el cual oculta los análisis reales bacteriológicos y químicos del agua proveniente de las tomas del Río Chubut; a la fundación Green Cross, junto a sus pequeños emprendimientos, acoplados al vaciamiento de los bienes comunes; a los psicólogos sociales de Puerto Madryn y antropólogos que realizan encuestas acerca de las necesidades poblacionales de la meseta con el único fin de aportar datos a las multinacionales para sus propios beneficios corporativos.

Estas instituciones otorgan asistencialismo e insumos a modo de espejitos de colores, entre ellos, mochilas y pendrive a las escuelas, ropa y eventos a los clubes deportivos locales, mínimos aportes a las comunidades que se encuentran olvidadas por el único responsable: el Estado. Construyendo precariamente plazas, restauración de calles, instalando internet, implementos y capacitación de periodismo y radiodifusión a gente de la comunidad para una radio local en Gan Gan y Gastre, con el fin de convencer a través de este medio de comunicación, utilizando la instalación de la biblioteca del pueblo para tal fin; colocan calefacción, pintan escuelas, llevan de paseo a los abuelos; especialmente Genaro Pérez, extralimitándose en el papel de jefe comunal electo de la comunidad de Gastre, ofrece favores en manos de las mineras para los pobladores como plantas potabilizadoras, combustible para los generadores, entre otros.

Denunciamos la apropiación ilegítima del territorio ancestral donde se encontraba el enterratorio (chenque) mapuche tehuelche, allí luego, se ubicó el proyecto Navidad. El mismo fue adquirido mediante transacciones fraudulentas con empresas megamineras, y a través de papeles ilegítimos.

Repudiamos radicalmente cualquier intento de derogación de la Ley Nacional de Residuos Peligrosos (N° 24501), lo cual, es una invitación a quedar impune toda contaminación en nuestro territorio.

Una vez más, nos encontramos reafirmando que sin licencia social no hay explotación megaminera posible, denunciamos todas las formas y estrategias para quebrar, comprar y dividir a las comunidades. La licencia social es otorgada únicamente por cada uno/a de los/as ciudadanos/as de la provincia del Chubut.

Vemos con preocupación que, ante la crisis desatada en la provincia, efectivamente, las mineras han tomado el rol de un Estado ausente con el espurio fin de lograr la apertura de la mina y la licencia social que no tienen ni tendrán para explotar la megaminería, prohibida por la Ley Provincial Nº XVll-68 (ex 5001).

Diputados/as, gobernantes, si eligen continuar con este accionar entreguista a las empresas multinacionales que acechan nuestro territorio, serán responsables de la devastación irreversible del territorio, del deterioro de la salud de la población, del saqueo de las riquezas actuales y potenciales, de entregar nuestros bienes comunes en manos de corporaciones que sólo buscan llevarse todo, dejar miseria, y del envenenamiento a perpetuidad de las aguas y suelos de la provincia.

Es por esto, que la Unión de Asambleas de comunidades Chubutenses (UACCH), se declara en alerte, en estado de asamblea y movilización permanentes ante cualquier avance o posible intento de implementación de la megaminería en el territorio de Wallmapu, seguiremos insistiendo a los gobiernos que insten y aboguen por un futuro mejor para todos y todas. Seguimos firmes en nuestra postura en contra de los proyectos megamineros y del fracking, las empresas hidroeléctricas como también, de los proyectos de cultivos transgénicos ubicados en la costa y valle de Chubut.