Pueblos originarios

"La literatura indígena dice lo que piensa el «blanco», pero no es lo que piensa el indígena"

Kunumí MC, de 19 años, expone la realidad del indígena desde sí mismo. La incorporación del rap para expresarse revela la relevancia del género como plataforma para la exposición de ansiedades, reflexiones y críticas sociales.

"La literatura indígena es una ficción, sin saber cómo vivimos. La literatura nativa vino a acabar con esto. La literatura indígena dice lo que piensa el «blanco», pero no es lo que piensa el indígena. La literatura nativa es el indio que escribe sobre sí mismo, habla de su pueblo. El rap nativo no es diferente", dice Kunumí MC, al explicar que desarrolla con su padre, Olívio Jekupé (quien tiene 19 libros editados), una forma de expresar sus inquietudes.

"En el rap, le agrego ritmo y elementos autóctonos. Esto es importante ya que es para mostrar un nuevo rap nativo, típico de nuestros pueblos. El rap no es una cultura nuestra. Lo sabemos. Pero si nos gusta, podemos usarlo, como los blancos hicieron con nosotros: usan muchas cosas nuestras".

Kunumí MC vive en la aldea Krukutu, en el extremo sur de São Paulo, y tuvo contacto con el rap a los 9 años, a través de su hermano, dj Tupan. Le presentaron a Brô MC, el primer grupo de rap indígena en Brasil. "También me gustaron los Racionais y aún hoy me inspiran". Tiene un contrapunto a la fuerza social crítica del rap, a menudo interpretado como muy agresivo.

"El rap no es violento. Es una historia real. En mi caso, eso es lo que le pasó a mi gente. Eso fue violento. La masacre, el genocidio. Mi rap trae esa denuncia", apunta. Las composiciones de Kunumí, tanto en portugués como en guaraní, su lengua materna, traen este grito. El músico tiene dos discos editados.

Música nueva

Recientemente lanzó el rap Moradia de Deus. "Estaba con mi pareja, Kamilla (tiene un hijo de 3 años), y estaba pensando: cada uno tenía una casa, una familia. Pero me preguntaba qué era la vivienda. En esta casa hay una familia, pero ¿quién hizo esa familia? Él es el creador, cada uno tiene un nombre y lo llamamos Nhanderú (Dios en guaraní).

Dios no está en esta morada, sino que está dentro de nosotros, dándonos fuerza, hablándonos siempre ", explica la inspiración de la letra, que no pierde el tono crítico a lo que le rodea en algunos versos, como:" Respeta la morada, el el sol ilumina el día / Sabio indio ya lo sabía, vengo a darte este consejo / No mates la naturaleza, porque Dios es naturaleza / Sin ella no vivimos, eso seguro ".

La canción, que abre con poesía de su padre, tiene un clip producido por el propio Kunumí MC y filmado en su pueblo. El proyecto fue lanzado con el apoyo del Programa Convida, lanzado por el Instituto Moreira Salles durante este período pandémico y está disponible en plataformas musicales. La portada del sencillo es un dibujo de Jaider Esbell, indígena makuxi de Roraima, también seleccionado en el programa IMS.

El rapero indígena tiene dos álbumes editados: Meu Sangue É Vermelho (2017) y Todo Dia É Dia de Índio (2018). También escritor, tiene dos libros (uno con su hermano), así como participación en varios otros. Con Criolo grabó la canción Demarcação Já - Terra, Ar, Mar. En mayo de ese año lanzó el video Xondaro Ka'aguy Reguá en guaraní.

"En este momento tengo varios textos de rap, que estoy editando, que son viejos y muy buenos y que tal vez publique el año que viene en un nuevo disco", dice Kunumí MC. "La demarcación es nuestra principal lucha. Preservaremos la tierra demarcada. El progreso para nuestros pueblos es cuidar la naturaleza. Pensamos en la nueva generación. Para el «blanco» no es así. El progreso es tener dinero. Lo que falta es no tener contaminación, es lo que necesita el mundo. Y los pueblos indígenas lo están haciendo", concluye.

Fuente: Carta Capital