Patagonia

Bariloche sigue complicada: intensifican los controles para bajar la curva de contagios

Las autoridades provinciales y municipales decidieron intensificar los controles en la ciudad rionegrina de San Carlos de Bariloche ante el incremento de casos de coronavirus, con el objetivo de disminuir la circulación de las personas e intentar bajar la curva de contagios, informaron fuentes oficiales.

Ayer, la gobernadora de Rio Negro, Arabela Carreras, mantuvo una reunión en Viedma con el intendente de la ciudad andina, Gustavo Gennuso, en la que analizaron la situación de las restricciones.

En la ciudad turística de Bariloche, los contagios persisten con un alto promedio diario, mientras que a nivel provincial la curva desciende, por lo que se evalúan cierres de actividades y nuevas restricciones horarias para disminuir la circulación y poder preparar a la ciudad para recibir a los turistas.

Desde la Provincia recordaron que se encuentra vigente la prohibición de circular luego de las 24 horas, aunque quedan exceptuados exclusivamente el personal considerado esencial a los fines de la atención de la pandemia.

Al respecto, la vicejefa de Gabinete de la ciudad de Bariloche, Marcela González Abdala, manifestó que "hace dos semanas venimos con un ascenso sostenido de contagios. Y eso nos preocupa. Viene subiendo y la idea es frenar un poco los contagios".

"Estamos buscando un consenso y trabajando con el sector turístico. La ciudad debe estar preparada para esta apertura del 4 de diciembre tan esperada por los barilochenses. Es algo que necesitamos mucho", aseguró González Abdala.

Y concluyó: "Los números nacionales indican que Bariloche está dentro de las primeras ciudades elegidas por los turistas. Por eso queremos estar muy bien preparados para recibirlos a todos".