Patagonia

Miles de manifestantes marcharon en Buenos Aires exigiendo la libertad de Facundo Molares

Este lunes 27, fueron miles los manifestantes de varias organizaciones sociales y políticas que marcharon en solidaridad con el preso político Facundo Molares, desde Plaza del Congreso al Obelisco porteño. Al grito de "Libertad a Facundo", la movilización iba presidida por un gran cartel que planteaba la libertad del comunicador, así como el reclamo contra su extradición, tal como lo pide el gobierno colombiano.

Una vez en el Obelisco, se realizó un acto en el que hablaron referentes de varias organizaciones que integran la Coordinadora por la libertad de Facundo Molares. Todos coincidieron en la responsabilidad del gobierno argentino en a la encarcelación de Facundo sin tener ninguna causa en el país.

Después de los discursos, participaron distintos artistas populares. Finalmente, instalaron un acampe donde el martes 28 llevaron adelante conversatorios y una conferencia de prensa de cierre de las dos jornadas de lucha.

En un comunicado conjunto emitido en noviembre, las organizaciones y personalidades convocantes expresaron su "preocupación ante la detención por parte de la Policía Federal el 7 de noviembre de 2021 de Facundo Molares, militante y comunicador popular. Según pudo saberse, la detención responde a un pedido realizado por la Interpol y tiene la intencionalidad de extraditarlo a Colombia", explican y agregan: "la vida de Facundo Molares está en riesgo. El estado colombiano no garantiza un juicio justo ni la integridad personal del compañero; así lo demuestran las extremas violaciones a los derechos humanos que ese estado perpetra contra su propio pueblo".

"A eso debe sumarse las secuelas de salud que Facundo padece como consecuencia del tratamiento inhumano durante su detención bajo la dictadura de Jeanine Añez en Bolivia en una causa fraguada por el golpismo - ampliaron - El hecho de que sea Guido Otranto el juez federal quien está a cargo de la causa por el pedido de extradición, cuyo accionar encubridor y cómplice en la causa de desaparición forzada de Santiago Maldonado fue escandaloso, no hace más que aumentar nuestro estado de alerta". Por todo lo señalado, exigen que "el gobierno argentino, a través de la Cancillería, niegue el pedido de extradición de Facundo Molares", y hacen "responsable al gobierno de la integridad" de su integridad.

En primer lugar, fue el canciller Santiago Cafiero quien atendió la circular roja enviada por Interpol. Luego, tomó cartas en el asunto el presidente Alberto Fernández y, más tarde, Aníbal Fernández, ministro de Seguridad de la Nación, pasó la causa de Molares al juez federal Guido Otranto, quien ordenó la detención de Molares en Esquel, donde vive su familia, que podía ir a visitarlo a la comisaría y atender sus necesidades médicas.

Finalmente, el Servicio Penitenciario, dependiente directamente del Ministerio de Justicia, decide que Facundo tiene que estar en el penal de Rawson, lugar en el que se encuentra ahora, a la espera de la próxima decisión que definirá su libertad.