Patagonia

Alberto destraba el financiamiento chino de las represas de Santa Cruz y desafía a EE.UU.

Por Luciana Glezer

El Gobierno dio el paso fundamental para destrabar el financiamiento de China para la construcción de las represas de Santa Cruz que estaban trabadas por la activa oposición de Gustavo Béliz a que avancen los acuerdos con la potencia asiática.

Desde que las negociaciones por los fondos chinos entraron en pausa, el Gobierno puso 500 millones de dólares del Tesoro para mantener la obra activa. Ambas represas tienen un costo total de 4100 millones. Se estima que la construcción estará finalizada en el 2027 y tienen aseguradas el financiamiento de China.

Este jueves el Gobierno publicó en el Boletín Oficial un decreto clave para destrabar el acceso a los fondos chinos. La norma contiene la aprobación del "Modelo de Acuerdo de Enmienda y Restablecimiento al Contrato de Línea de Crédito" con Banco de Desarrollo de China, el ICBC y el Bank of China Limited, el consorcio que financia la obra. Ahora, Martín Guzmán queda habilitado a firmar la actualización del acuerdo.

"Este avance es producto del pedido de interpelación de la Comisión de Energía del Senado de La Nación a Gustavo Beliz para que explique porque mantenía frenados los desembolsos comprometidos con China", afirmó ante LPO una fuente que participa activamente de la construcción de las represas. "Hace dos años y medio que la Secretaría de Energía tenía cojoneada esta adenda", agregó la fuente.

En este contexto no resulta casual que esta misma semana un representante de la Secretaría de Asuntos Estratégicos, Leandro Gorgal, haya visitado la Central de Atucha para evaluar junto a sus directivos la extensión de vida de la primera central nuclear, Atucha I.

El complejo nuclear de Zárate es el escenario de la segunda disputa que libra el kirchnerismo con Béliz: la construcción de la cuarta central nuclear argentina Atucha III con financiamiento chino, que también tiene frenada el funcionario más cercano a los Estados Unidos. Gorgal se acercó al complejo, luego de la visita de todo el bloque de senadores peronistas a Zárate y las advertencias a Béliz del senador sanjuanino, Rubén Uñac, presidente de la comisión de Energía.

El tema de la visita de Leandro Gorgal se trató en la reunión de los directivos de Nucleoeléctrica Argentina (Nasa), la empresa estatal que administra las centrales nucleares.

"Nosotros le sacamos el tema a la Secretaría de Asuntos Estratégicos, porque no estaba en agenda", señalaron a LPO desde la empresa estatal. En efecto, ante la demora en poner en marcha un proyecto que firmó el propio Alberto Fernández en su visita a China, los funcionarios del área nuclear observan como los pasean entre Economía, Cancillería y Asuntos Estratégicos.

"Ahora Gorgal nos respondió que estaban esperando el pedido de priorización que tienen que generar ellos mismos. Es el juego del gran bonete", afirmaron a LPO fuentes del complejo nuclear de Zárate.

En el kirchnerismo llamó la atención que la decisión de habilitar el financiamiento del gigante asiático se conozca el mismo día que Alberto Fernández subió la tensión con Estados Unidos al improvisar un discurso (tenía uno escrito que decidió no usar) durante la cumbre regional de la Unesco en el Palacio San Martín.

Pero el avance logrado en las represas entusiasmó al kirchnerismo. "Es la rendición de Beliz", exageraba una fuente de ese espacio político. "Beliz es el hombre de Estados Unidos y traba los proyectos chinos por la rivalidad geopolítica entre ambas naciones", describió más mesurado, un importante dirigente del kirchnerismo.

De hecho, entre las filas de Cristina Kirchner llamó la atención que la decisión de habilitar el financiamiento del gigante asiático se conozca el mismo día que Alberto Fernández subió la tensión en la relación con Estados Unidos, luego de improvisar un discurso (tenía uno escrito que decidió no usar) durante la cumbre regional de la Unesco en el Palacio San Martín, como reveló en exclusiva LPO.

El discurso del Presidente se produjo unas horas antes de su encuentro con Christopher Dodd, asesor especial de la Casa Blanca para la Cumbre de las América y hombre de extrema de confianza de Joe Biden. Antes de ver al Presidente, Dodd compartió un almuerzo con Gustavo Beliz en el despacho del secretario en la Casa de Gobierno.

Fuente: LPO