El mundo

"No se podía respirar": el testimonio de una sobreviviente a la tragedia migrante de Texas

Todavía desde el hospital donde permanece intubada, una mujer migrante cuenta cómo fue la traumática experiencia que vivió el pasado 27 de junio cuando abordó un camión en el que, horas después, murieron 53 migrantes bajo un calor extremo, sin agua y en medio de un severo hacinamiento.

La tragedia sucedida a las afueras de la ciudad de San Antonio, en el estado de Texas, sigue generando historias de terror en medio de fuertes críticas al Gobierno de Joe Biden por sus políticas migratorias en la frontera sur de su país, donde llegan flujos migratorios provenientes de México y Centroamérica.

"La gente estaba gritando, algunos lloraron. Muchas mujeres pedían que se detuviera y abriera las puertas porque el camión estaba caliente y no podían respirar", describió Yenifer Yulisa Cardona Tomás, originaria de Guatemala, en una entrevista con la agencia AP.

De acuerdo con otros medios como la cadena Univisión, esta mujer guatemalteca de 20 años abordó el tráiler en una bodega de Texas, muy cerca de la frontera con México. Los traficantes les dijeron que su siguiente destino era San Antonio, aunque en realidad los querían llevar a Carolina del Norte.

Posteriormente se comunicó con sus familiares vía teléfono móvil y eso es lo último que recuerda de forma clara antes de despertar en el hospital, donde se enteró del trágico suceso donde murieron 53 migrantes latinoamericanos.

La sobreviviente relató a la agencia AP que, antes de subir a la caja del tráiler, el conductor del camión puso sazonador de pollo en el piso para que los perros de la policía no los detectaran. Posteriormente inició la marcha con varias paradas para recoger a más migrantes.

"Le dije a una amiga que no debíamos ir atrás y nos teníamos que mantener cerca de la puerta, en el mismo lugar sin movernos", cuenta Cardona Tomás al recordar que, conforme pasaba el tiempo, las personas trataban de acercarse más y más a la puerta, donde estaba más fresco.

La sobreviviente narró que lo último que recuerda es que alguien le pidió al conductor parar el camión para poder respirar; sin embargo, el chófer, identificado como Homero Zamorano, les dijo que ya sólo faltaban 20 minutos de camino. En minutos, ella perdió el conocimiento y lo recuperó ya en el hospital.

Hasta el momento, el Gobierno de Guatemala ha confirmado que al menos 20 de los 53 migrantes fallecidos eran guatemaltecos, de los cuales sólo 16 han sido identificados.

El padre de Yenifer, Mynor Cardona, también reveló a medios estadounidenses que él le había dado 4.000 dólares a su hija para viajar a Estados Unidos, aunque nunca se enteraron que el último tramo se realizaría en camión.

"Yo no sabía que iba a viajar en un tráiler. Ella nos dijo que sería a pie. Parece que en el último momento los traficantes decidieron ponerla en el tráiler, junto con dos amigos, que sobrevivieron. Uno todavía está delicado", cuenta Cardona. (Sputnik)