Minería

Diez provincias firmaron ayer el Acuerdo Federal Minera en la Rosada

Rodeado de los diez gobernadores que suscribieron el plan para la minería, el Presidente Mauricio Macri y estimó que el avance del sector permitirá la creación de “más de 125 mil puestos de empleo, en un desarrollo totalmente federal”.

“Puede ser una gigantesca oportunidad”, alentó el presidente en el salón Blanco de Casa de Gobierno y señaló: “Creemos que (la minería) puede ser un gran pilar en la generación de empleo”, tras asegurar que “por cada puesto de trabajo directo, la minería genera cinco puestos de trabajo indirectos”,

Para Macri, la Argentina tiene una “gran oportunidad” en la actividad minera para generar riqueza y sin descuidar el cuidado del medio ambiente, ya que “esto lo podemos hacer con un perfecto cuidado del medio ambiente”.

El acuerdo presentado ayer en Casa Rosada fue fruto de una larga negociación con las provincias que poseen subsuelos aptos para la minería, como Buenos Aires, Córdoba, San Juan, Jujuy, Salta, Catamarca, Neuquén, Río Negro y Santa Cruz. No suscribieron el acuerdo La Pampa, Chubut, La Rioja y Santiago del Estero.

“Este es un recurso -aclaró Macri- de cada provincia y será decisión de cada una de las provincia si quieren desarrollar la minería o no”.

 

Búsqueda de ordenamiento federal

 

El Acuerdo Federal Minero introduce un conjunto de nuevas instituciones y normativas entre la Nación y las provincias como la conformación de un Catastro Minero Unificado; un Centro Nacional de Información Minera, así como un nuevo régimen de participación de las empresas provinciales, hasta el destino a los que se deberían orientar los ingresos por regalías y fondos de infraestructura. Desde que asumió, Mauricio Macri busca mostrar una relación cercana con los gobernadores, en su mayoría opositores y sobre todo reactivar algun sector que apunte a impulsar inversiones, y para ello se requería un guiño respecto a los recursos naturales.

 

Cuatro provincias le hicieron desplante

 

Pese a todo, hubo tres mandatarios que avisaron que no se sumarían: Mario Das Neves, de Chubut; Carlos Verna, de La Pampa; y Sergio Casas, de La Rioja. A ellos se sumó la gobernadora de Santiago del estero, Claudia Ledesma Abdala. Mientras quien se había pronunciado en contra del acuerdo, pero finalmente adhirió, fue Juan Manuel Urtubey de Salta.

El salteño aseguró el viernes 2 de junio que no adheriría. Incluso lo hizo cuando había trascendido una foto amable y sonriente con el jefe de Gabinete, Marcos Peña. La llave para destrabar las diferencias fue una nueva reunión, ampliada, el lunes de la semana pasada.

Aquel día, en la sede del Ministerio de Energía de la Nación, el jefe Juan José Aranguren puso sobre la mesa algunos borradores del “Acuerdo Federal Minero”, y los discutió con el secretario de Minería, Daniel Meilán; y, además de Urtubey, los gobernadores de Catamarca, Lucía Corpacci; de San Juan, Sergio Uñac; de Río Negro, Alberto Weretilneck; de Neuquén, Omar Gutiérrez; y el vicegobernador de Tierra del Fuego, Juan Carlos Arcando. Entonces ya estuvo ausente Das Neves, anticipando que no firmaría.

Otra provincia que había planteado quejas era Santa Cruz, por un artículo que regulaba los fondos provinciales de infraestructura derivados de la actividad minera. Pero Alicia Kirchner, que viene pidiendo ayuda desesperada de plata al Gobierno nacional, estaba firme dos días antes en Buenos aires y finalmente adhirió.

 

El pacto, que consta de unas 20 páginas prevé, entre otras cosas, estrictas normas ambientales y un tope de regalías provinciales del 3% “sobre el importe total de los ingresos brutos devengados por cada emprendimiento minero”. Es un tope, que cada provincia puede decir bajar para atraer un proyecto de largo plazo o una inversión importante.

 

Uñac: “Es una señal al mundo para que venga a invertir”

 

El gobernador de San Juan, Sergio Uñac, dijo que el nuevo Pacto Federal Minero que las provincias y la Nación firmarán este martes en la Casa de Gobierno, “es la señal clara que le damos al mundo de la minería para que vengan a invertir”.

El mandatario sanjuanino Sergio Uñac resaltó que “el sector minero internacional necesitaba esta señal, ver que nos podemos poner de acuerdo, no importa los partidos políticos que representamos, para acordar”.

En ese sentido, Indicó que “Nación y provincias hemos acordado pautas básicas para los nuevos proyectos, que de alguna manera den uniformidad y seguridad jurídica a quienes decidan invertir en la República Argentina”, y expresó su deseo de que “Dios quiera que decidan invertir en San Juan”.

Recordó que por el Pacto Federal Minero “se habían trabado las negociaciones y había gobernadores que no querían firmar”, por lo que decidió “convocarlos al dialogo para superar esa situación y dialogando, gracias a Dios se logró”.

Reveló Uñac que “el punto de equilibrio fue que los proyectos mineros que están en explotación van a continuar con el mismo esquema jurídico e impositivo, y que los nuevos proyectos tienen topes de regalías de 0% a 3% de la facturación; y los fideicomisos de 0% a 1,5%”.

Además, “se eliminó ese 1% que iba a un Fondo Federal que era para las provincias”, porque “nos parecía que eso cargaba impositivamente a los proyectos y no era una buena señal”, explicó Uñac.

 

Fuente: Diario de Madryn