Petróleo

YPF y Pampa Energía se quedarán con una central eléctrica que privatizará Macri

YPF, la petrolera controlada por el Estado, y Pampa Energía presentaron ayer una oferta conjunta para adquirir la central eléctrica Ensenada Barragán que pertenece a IEASA, la empresa estatal que heredó los activos de Enarsa.

La compañía pública había otorgado una prórroga hasta ayer (lunes 27 de mayo) con la expectativa de que más interesados participaran de la licitación para privatizar la usina ubicada a las afueras de La Plata. Sin embargo, eso no sucedió y la propuesta de YPF Luz, subsidiaria de la petrolera, y Pampa Energía, fue la única presentada, según confirmaron a EconoJournal fuentes privadas y gubernamentales.

Eso anticipa que, de no mediar algún tipo de inconveniente de tipo legal o burocrático, el binomio se quedará con la planta térmica de 560 megawatt (MW) de potencia.IEASA tenía la expectativa de que MSU, la empresa de la familia Uribelarrea, se inscribiera entre los oferentes, pero las magras condiciones macroeconómicas de la Argentina, que complican el acceso al crédito internacional, atentó contra esa posibilidad.

La primera opción de YPF fue conseguir financiamiento un fondo de inversión, pero esas negociaciones no llegaron a buen término. Así surgió la alternativa de presentar una oferta conjunta con Pampa Energía, la mayor compañía del negocio de generación que, a su vez, es dueña de la constructora Sacde, que en 2017 adquirió los activos de IECSA, la empresa de Ángelo Calcaterra, primo del presidente Mauricio Macri.

IECSA fue la firma que construyó la central Ensenada Barragán, que hoy funciona a ciclo abierto. El ganador de la compulsa organizada por IEASA deberá cerrar el ciclo mediante la instalación de una turbina de vapor. La operación implicará el desembolso cercano a los US$ 500 millones.

Fuente: Econojournal